Vaya vaya con la docencia, hay que tener paciencia.

Ayer fue un día completito,  de aquellos densos, vamos,  una caña.


Por la mañana di clase en el casal de telefonía,  clase complicada con multitud de incidentes,  salí con la cabeza como un bombo, apenas me dio tiempo a comer y a recibir clases de edición de audio,  cinco horas con mucha caña,  a tope.

He pasado sin transición de llevar una vida más o menos tranquila  a ir de cráneo.

Como en todo,  hay una ventaja, no hay  tiempo ni para deprimirse.

Reflexión del día : No reflexiono que no tengo tiempo.

image

Subido en mis botas de las siete leguas llego a todas partes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s