Vivir la vida con saldo de prepago.

Si, como si la vida fuera una tarifa de móvil, tal y como está la situación, no queda mas remedio que vivir de prepago.


No podemos ir mas allá de lo que nuestros brazos abarcan, no podemos financiar emocionalmente nuestros sueños, nuestro saldo de felicidad anda casi siempre en números rojos, la escasez hace que economicemos hasta en emociones.

Es difícil llenar el tanque de las emociones y las esperanzas, y quienes nos venden el combustible emocional, pactan los precios al alza

Reflexión del día : Arriesgarse es vivir.

image

Aunque hiele, el sol alegra y calienta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s