El viejo ukelele.

Estaba siempre en un rincón, había conocido tiempos mejores, sus entrañas ya no producían música, solo se llenaban de polvo.


Por no tener no tenia ya ni cuerdas, se las habían ido quitando para sustituir algunas rotas en otros ukeleles mas nuevos.

Seguía soñando con que algún día una mano amiga lo sacaría de su rincón, lo limpiaría, lo arreglaría, le pondría cuerdas.

El sabia que su sonido era mejor que el de muchos ukeleles brillantes y nuevos, su madera curada por el tiempo era capaz de vibrar en unas frecuencias que no poseían las maderas nuevas, sin embargo allí estaba el, en un rincón, esperando ser pulsado de nuevo…… de ukelele solo conservaba el nombre.

Reflexión del día : Un instrumento que no suena es como agua que no quita la sed.

image

El viejo ukelele.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s