Entre cajas y cables.

Ayer estuve en un concierto con unos amigos músicos, lo viví entre cajas y cables, desde el lado de dentro del telón.

Los que nos hemos dedicado a la farándula, tenemos una especial inclinación hacia las cajas y los cables, micros, mesas de mezclas, focos proyectores etc, etc, todo ello perfectamente conectado para que nada falle, esa es la parte material del asunto.

Pero hay una parte espiritual que consiste básicamente en lo mismo, es la conexión entre los músicos, conexión entre ellos y también la conexión con el publico, tirando unos invisibles cables hechos de sentimientos que unen los espíritus de los que allí están, consiguiendo de cada concierto un momento único e irrepetible de comunión entre las personas.

Es curioso observar que los músicos que manejamos nuestra sensibilidad y lo etéreo con cierta facilidad, luego somos muy prosaicos y ganberretes en nuestras relaciones, supongo que debe de ser para vacunarnos de tanta grandeza y sentirnos mas con los pies en el suelo.

Reflexión del día : Hay reflexiones sonoras imposibles de plasmar con letras.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s