Un niño que lee es un adulto que piensa. Un adulto que lee es un niño que imagina.

Y luego dicen que la magia no existe, la lectura, algo capaz de convertir a los niños en adultos y a los adultos en niños, algo que es capaz de crear un universo dentro de nuestra cabeza, leer es mágico y el escribir te convierte en un alquimista.
Cuando me refiero a leer, no solo me refiero a consultar un periódico deportivo para saber los resultados de la liga de fútbol, o a intentar descifrar las instrucciones de montaje de un mueble del Ikea, eso es leer simplemente como acto útil, cuando hablo de leer me refiero a un libro, en el formato que sea, electrónico, en papel, como sea pero un libro, algo con un principio, un final, una sustancia, algo que nos aporte, que nos absorba, que nos de y nos quite y sobre todo que nos enriquezca, ensayo, poesía, novela, da igual, pero si hay algo capaz de conseguir que nuestra alma haga gimnasia eso es un libro, y es muy importante tener el alma en forma.
Si a todo eso unimos la necesidad de la calma, pocos sitios como una biblioteca, el silencio, el saber que en esas estanterías hay mundos para mil vidas, las bibliotecas son las catedrales de la lectura, los templos del conocimiento, me gustaría tener muchas vidas para poder leer la mayor cantidad de libros posibles, eso si que me convertiría en rico.
 
Reflexión del día : Si lees un libro de piratas, con suerte te salpicara el agua en la cara.
 
Imagen
 
 
Amaneceres de mi calle, poesía de vida.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s