Los amigos y los zapatos

  Con los amigos pasa como con los zapatos, siempre acabamos llendo con los más cómodos, que no tienen porque ser muy bonitos sino que son los que más confort nos dan. Vaya de entrada mi disculpa hacia mis amigos por compararlos los unos trozos de cuero con suela, pero se que ellos no se van a ofender, pero si alguno se ofende esto que escribo no va con el porque no es un amiguete.

A los amigos hay que disculparles si algún días nos apretan un poco, sí te hacen resbalar, si a veces huelen un poquito mal (búsquese la parte metafísica de las expresiones que he utilizado). Pero ahí están contigo caminando contigo,haciéndote tener los “pies en el suelo”.
Huye de los zapatos incómodos por muy bonitos que sean seguro que acabarán dañandote. Todo esto viene a que ayer por la noche me regalaron un fantástico par de botas y como uno tiene la cabeza que tiene enseguida me vino la parte filosófica del asunto.
Por cierto para Max el mejor zapato es el que no esta puesto, a la que puede se los quita. Maneras de entender la vida, pero no me preocupa más adelante ya tendrá amigos.
Reflexión del día : la belleza ha de producir confort en el alma.
Un práctico y útil regalo, que me acompañará por mis caminatas en la selva de la vida.
Anuncios

Un comentario en “Los amigos y los zapatos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s